Salvador Freixedo

YO SOY LA VOZ DEL QUE CLAMA EN EL DESIERTO

Yo soy la voz que clama en el desierto,
decía el precursor san Juan Bautista;
el hombre se encontraba pesimista
porque Herodes lo quería ver muerto.

Yo escribo sonetos, no sé si acierto,
pues de ello no tengo ninguna pista
para tener algún punto de vista,
pero haciéndolos mucho me divierto.

Para dejar claras sus opiniones
los periodistas de los periódicos
necesitan siempre muchos renglones,

aun aquellos que escribiendo son módicos.
Yo con los catorce de la Violante
echo mis ideas para adelante.

Más sonetos de Salvador Freixedo

CARMENA Y LAENTREPIERNA

La alcaldesa del oso y el madroño,rodeada de una tropa delincuente,se porta como si fuera dementey tiene al personal harto hasta el moño. Rodeada de

MIENTE EL PAÍS

En el fanático diario El Paísescribe un periodista muy bocazasque de plagio, no se ven ni trazasen la tesis de Pedro el chisgarabís Esto requiere

CARLOS DÍVAR

Jesús Gil cometió muchos abusoscon solares y casas en Marbellay aunque es cierto que la dejó más bellala hizo refugio de mafiosos rusos. El juez

Esta página trata de recopilar los sonetos, artículos y videos de Salvador Freixedo.

No se trata de una página personal suya ni él ha tenido algo que ver en su creación más que ser la inspiración.

Aquí únicamente trataremos de reunir en un sólo sitio material libre que se encuentra muy desperdigado por la red y tratar de recuperar todo lo posible de este gran pensador que no queremos que caiga en el olvido.

Archivo